Manual de Hidrocarburos

UPSTREAM (Torrente de arriba): Consiste en la exploración y producción del petróleo. En este sector se incluyen tareas de: búsqueda de potenciales yacimientos de petróleo crudo y de gas natural (tanto subterráneos como submarinos), perforación de pozos exploratorios y perforación y explotación de aquellos pozos que conducen el petróleo crudo o el gas natural hasta la superficie. Es el sector que genera mayor rentabilidad.

DOWNSTREAM (Torrente de abajo): Consiste en refinar el petróleo crudo y en procesar el gas natural para presentarlos como productos derivados y consumibles. De tal modo se pueden comercializar y distribuir en la sociedad. Algunos ejemplos de los productos finales son: gasolina, querosene, combustibles aeronáuticos, diesel, lubricantes, ceras, asfalto, gas licuado y cientos de petroquímicos.

A veces, al transporte de crudo (ya sea por ductos o barcos) se le llama midstream.

 

 

El petróleo, codiciado recurso energético, compuesto principalmente por carbono e hidrógeno puede encontrarse en estado líquido (aceite, también llamado “crudo”) o gaseoso (gas natural). Tanto el petróleo como el gas natural son conocidos como los combustibles fósiles ya que, según la teoría más aceptada, su origen es de tipo orgánico; es decir, que estos hidrocarburos son los restos de las criaturas y las plantas que murieron hace millones de años, los que incluyen a los dinosaurios.

En el pasado, esta materia orgánica, se depositó en el fondo de lagos y mares y fue cubierta por sucesivas capas de arena, lodo, arcilla y otros sedimentos que fueron transportados por vientos, ríos y mareas, posteriormente estos depósitos se compactaron formando lo que geológicamente se conoce como “formaciones o cuencas sedimentarias”.

Luego de un complejo proceso físico-químico, que ocurrió a lo largo de millones de años, en el interior de la tierra, en el que, debido a la presión y las altas temperaturas, se produce la descomposición de enormes cantidades de materia orgánica, se dio lugar a la creación del petróleo y el gas natural. Las temperaturas entre 60°C y 100 °C condujeron a la formación de petróleo crudo; mientras que las temperaturas superiores a 150°C ayudaron a transformar el aceite en gas natural.

Al principio, las capas sedimentarias se depositaron en sentido horizontal pero debido a los cambios que sufrió la corteza terrestre variaron su conformación, modificando también los lugares donde se encuentra el petróleo. Según la geología, en la actualidad hay varios tipos de estructuras subterráneas donde puede encontrarse petróleo: anticlinales, estructuras falladas, trampas estratigráficas, domos salinos, entre otros. En todos los casos, dado que el petróleo (y el gas) son menos densos que el agua, se desplazan hacia arriba a través de las capas de las rocas porosas (principalmente areniscas y calizas).

 

 

Para muchas personas el mouse resulta un elemento imprescindible a la hora de utilizar la computadora, ya sea para facilitar el manejo del entorno gráfico o como un dispositivo de juego; sin embargo, casi nunca nos ponemos a pensar qué hay detrás de este pequeño dispositivo y mucho menos, qué relación tiene con el petróleo.

En su mayor parte el mouse, está fabricado con material plástico cuya principal materia prima es el petróleo, sustancia aceitosa, comúnmente oscura, llamada hidrocarburo por sus componentes de hidrógeno y carbono.

En la actualidad el petróleo, recurso natural no renovable, es una fuente de energía que mueve el mundo y está presente en nuestra vida cotidiana; entre otros derivados del petróleo, a través de distintos procesos físicos y químicos que tienen lugar en refinerías o plantas petroquímicas, se encuentran:

 

 

En nuestra sociedad actual, es evidente la importancia del recurso energético que afecta desde el sector empresarial hasta el doméstico. La energía nos permite vivir y tener una mejor calidad de vida. Las actividades de todos nosotros están regidas por la energía y giran gracias a ésta.

El sector energético está compuesto de la producción y consumo de hidrocarburos (petróleo y gas natural), de todos los derivados de estos y de las energías renovables. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), comúnmente se define a la seguridad energética como la disponibilidad de una oferta adecuada de energía a precios alcanzables.

La seguridad energética se ha convertido en uno de los temas más importantes debido a la gran demanda de energía que se ha dado en los últimos años. El uso de energías renovables modernas casi se triplicará para el año 2035; sin embargo, éstas no pueden satisfacer el crecimiento de la demanda mundial, por lo que el consumo de los hidrocarburos (petróleo y gas) va a continuar creciendo en el futuro convirtiéndose en un punto clave para la seguridad energética.

 

© Sociedad Peruana de Hidrocarburos 2016 - Todos los derechos reservados
Powered by Overbrand